La multinacional española Gestamp, especializada en el desarrollo y fabricación de componentes metálicos para la automoción, recibirá un préstamo de 200 millones de euros del Banco Europeo de Inversiones, BEI, para desarrollar nuevas líneas de investigación que permitan fabricar coches más seguros y ligeros y, por tanto, más respetuosos con el medio ambiente. El acuerdo supone un nuevo apoyo a las inversiones en I+D+i de la industria de la automoción en Europa, un sector que emplea a cerca de 14 millones de personas y que se enfrenta a un momento crítico por el impacto de la crisis del COVID19.

La estrategia de innovación de Gestamp financiada por el BEI se centrará en el desarrollo de nuevas tecnologías de transformación de metales que se aplicarán a la fabricación de componentes de vehículos, como chasis y carrocería. El proyecto tiene como objetivo facilitar el diseño de automóviles más ligeros y seguros. Los nuevos componentes impulsarán también el desarrollo del vehículo eléctrico, contribuyendo a reducir las emisiones.  

Gracias a los fondos facilitados por el BEI, Gestamp invertirá en innovación, investigación y desarrollo en sus fábricas de España, Alemania, Francia y Suecia. Parte importante de esas inversiones tendrán lugar en España, donde Gestamp tiene su sede central. El préstamo cuenta con el apoyo del Plan de Inversiones para Europa, que permite al BEI financiar proyectos que, por su estructura o naturaleza, tienen un particular valor añadido. El proyecto, que se implementará durante cuatro años, contribuirá a mantener el empleo de alta cualificación. Gestamp tiene actualmente 43.000 empleados, de los que 1.600 trabajan en el área de I+D+i. | RAPID, BEI-2020-123, 26.5.2020